Novedades

workplace-1245776_1280

7 beneficios del Coworking para Freelancers

Compartimos este artículo que publicamos en Freelancer.com y que puede ser muy útil para todo Freelancer. Que lo disfruten!

 

Los espacios de Coworking están creciendo muchísimo en todo el mundo.  ¡Enhorabuena! Como Freelancers, estos ámbitos pueden potenciarnos enormemente y darnos muchas oportunidades para llevar adelante las múltiples facetas de nuestra profesión.

Si aún no has vivido la experiencia “Coworking”, te propongo comenzar por dar una definición sencilla para entender esta nueva forma de trabajo.

El Coworking, Co-trabajo o Trabajo Cooperativo es una comunidad de trabajadores independientes y emprendedores que comparten un espacio físico. Dicho espacio les brinda las comodidades necesarias para llevar adelante sus tareas y les permite interactuar, potenciándose unos a otros y creando proyectos conjuntos.

El corazón de todo Coworking radica en el concepto de comunidad.  Son ambientes  creados para brindarte el confort necesario para tu trabajo y fundamentalmente, para fomentar la creación de lazos productivos y también personales ¿Por qué no?

 

En este artículo, te propongo echar un vistazo a los 7 principales beneficios que a mi modo de ver, puede brindarnos el Coworking como Freelancers. ¡Allá vamos!

  1. Ofrece respaldo y potencia la imagen profesional.

Estos espacios están pensados a partir de todas las necesidades que puede tener un trabajador independiente. Tienen en cuenta  la comodidad, la interacción entre profesionales, la imagen corporativa que todo freelancer o emprendimiento necesita y los servicios necesarios para llevar adelante la tarea diaria.

Ser parte de un Coworking nos permite programar reuniones con clientes y con pares en un espacio acogedor, seguro y serio, potenciando nuestra imagen como profesionales y dando respaldo a la calidad e nuestro trabajo.

 

  1. Contribuye a crear una red de trabajo profesional

Como dijimos anteriormente, los Coworking apuntan a generar una comunidad profesional. Por eso, trabajando en estos ambientes tenemos la posibilidad de conocer colegas, futuros socios e incluso clientes.

Esta comunidad, es de muy valiosa ayuda.  Podrás resolver dudas sobre aspectos de tu actividad que no manejas (por ejemplo cuando cuentas con un contador, administrador o abogado en tu coworking); podrás apoyarte en colegas cuando el trabajo sobrepase tu capacidad (si eres programador y tienes muchos proyectos simultáneos, podrás solicitar ayuda a otros programadores de la comunidad); conseguir nuevos clientes (si eres diseñador por ejemplo y tu compañero de Coworking tienen un emprendimiento que necesita un nuevo website, podrás ofrecerle tus servicios) y podrás, incluso, dar vida a proyectos conjuntos con tus pares.

Esta comunidad es esencial para todo Freelancer. Habitualmente trabajamos solos y esa soledad puede ser un obstáculo algunas veces. Las comunidades de Coworking nos permiten pertenecer a un grupo con expectativas, motivación y búsquedas similares. Esto potencia nuestra productividad y nos permite ir más lejos.

 

 

  1. Brinda toda la flexibilidad que necesitamos para nuestras tareas

En un Coworking podremos encontrar un espacio común para utilizar a toda hora sin reserva previa, salas de reunión privadas, espacios fijos mensuales, salas de creatividad, salas de conferencias, etc.

Por eso, sin tener que realizar grandes inversiones podrás contar con un espacio fijo pero también con la posibilidad de cambiar a otros ámbitos cuando la actividad lo requiera, como podría ser ante reuniones o encuentros creativos.

Muchas marcas de Coworking constituyen cadenas con distintos espacios dentro de la ciudad e incluso en distintas provincias. Si un proyecto requiere que viajes a otra ciudad o que tengas reuniones en distintos vecindarios, podrás contar con tu oficina donde la necesites, brindándote comodidad y reduciendo tus costos.

 

  1. Permite focalizarse en el trabajo y lograr disciplina

Todos los Freelancer sabemos lo difícil que puede ser trabajar en casa. Distracciones frecuentes, los niños interrumpiendo, la facilidad con la cual podemos desconcentrarnos…¡No hace falta que te lo cuente!

Los espacios de Coworking son exactamente lo opuesto a trabajar en casa en este sentido. El compromiso con la renta de tu espacio mensual y  con tus pares, te permite focalizarte en tu trabajo durante el horario que permaneces en la oficina. Además te permite lograr disciplina en la cantidad de horas a trabajar, la hora de inicio y finalización de la jornada laboral, entre otras cuestiones que mejoran muchísimo tu rendimiento.

Como si esto fuera poco, te permite ordenarte fijando un espacio laboral distinto del espacio personal, trabajando en la oficina y disfrutando del ocio o de la familia en tu hogar.

 

  1. Flexibiliza tus costos fijos

A diferencia de una oficina tradicional, el Coworking nos permite personalizar la renta por nuestro espacio de trabajo, con la consiguiente reducción de costos fijos que esto implica. De este modo, podrás planear el alquiler de tu espacio mensual en los horarios que necesites. Podrás definir la cantidad de días que lo necesitarás. Tendrás también la posibilidad de alquilar más horas cuando las necesites o incluso incluir algún otro espacio ante una necesidad puntual, como puede ser una reunión con un cliente.

De este modo, los costos fijos se reducen enormemente y podrás administrarte con mucha flexiblidad en relación a  los desafíos laborales que se presenten y al presupuesto que manejes para resolverlos.

 

  1. Potencia la creatividad

El trabajar en comunidad te inspira. A partir de las charlas, las consultas, el intercambio de pensamientos, el conocimiento de las necesidades de tus pares y de las tuyas propias, los espacios de Coworking potencian las nuevas ideas, la innovación y la creatividad.  Muchos de estos espacios cuentan, incluso, con espacios especialmente pensados para distenderse y facilitar los procesos creativos.

  1. Estimula el aprendizaje continuo

Los ámbitos de Coworking facilitan y estimulan el aprendizaje continuo. No solo a partir de la comunidad de profesionales propiamente dicha. Estos espacios son facilitadores de información sobre programas para emprendedores, nuevas capacitaciones, concursos, oportunidades laborales. Accederás de este modo a información que de otro modo no obtendrías. Además, dentro del Coworking suele circular entre los Freelancers habitués material de estudio y de actualización profesional muy valioso.

Tus pares de otras disciplinas te contarán sobre las nuevas herramientas, legislaciones, emprendimientos y  oportunidades  comerciales, información muy difícil de obtener cuando trabajamos solos en casa.

 

Como Freelancer he utilizado espacios de Coworking para realizar reuniones con clientes, entrevistas laborales y para mi trabajo personal. Realmente recomiendo a todo Profesional Independiente probar estos fabulosos ámbitos de trabajo. Descubrirás que tanto más eficiente, productivo, motivante, creativo y divertido puede ser tu trabajo diario cuando se comparte en comunidad.

¿Has experimentado antes el Coworking? ¿Cómo te ha resultado? ¿Nos compartes tu experiencia?

 

Leave a Comment